Obesidad infantil y contaminación ambiental estarían relacionados

Tras analizar datos de 2.213 niños y niñas de entre 9 y 12 años de la ciudad de Sabadell (Barcelona), un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol) ha concluido que los niños que viven en zonas urbanas con niveles altos de contaminación del aire, ruido y tráfico podrían tener un mayor riesgo de desarrollar obesidad infantil,

El 40 por ciento de estos menores presentaba sobrepeso u obesidad y los investigadores evaluaron la asociación entre los factores urbanos a los que los niños estuvieron expuestos entre octubre de 2017 y enero de 2019 -contaminación del aire ambiental, espacios verdes, densidad de establecimientos de alimentación no saludable, tráfico- y diferentes parámetros tanto de obesidad infantil como de comportamientos relacionados con el peso.

Hasta la fecha, pocos estudios habían evaluados si el entorno urbano influenciaba los comportamientos de los niños para así entender mejor la relación entre el entorno urbano y el riesgo de padecer obesidad infantil, y una novedad del trabajo es que ha evaluado diferentes exposiciones urbanas de forma conjunta.

El primer autor del estudio e investigador del ISGlobal e IDIAP Jordi Gol, Jeroen de Bont, afirma que los niveles de contaminación del aire, tráfico y ruido “se asociaron con índices de masa corporal (IMC) más altos y con una mayor probabilidad de que el niño o niña sufriera sobrepeso u obesidad”.

Fuente: JANO