Qué podemos hacer para mejora nuestra inmunidad más allá de la dieta

Ni atiborrándonos a ajo y zumo de limón, así como tampoco recurriendo a productos que prometen casi una coraza contra la infección. Las recomendaciones durante la cuarentena se deben centrar en el sentido común y en los pilares que pueden mantener nuestro estado de salud física y mental en plenas condiciones. Eso, sencillamente, comporta:

  • Llevar a cabo una alimentación variada, equilibrada y saludable potenciando alimentos ricos en vitaminas C, A y D, por su capacidad antioxidante, como las frutas (sobre todo cítricas como naranja, kiwi, mandarinas) y verduras como los tomates, pimientos, frutos del bosque, brócoli, zanahoria o calabaza, además de alimentos como yema de huevo, yogures y lácteos, salmón, aceite de bacalao o sardinas.
  • Tomar el sol en la medida de lo posible: sabemos que una exposición solar de unos 10-15 minutos diarios es la mejor fuente de vitamina D (más que la alimentación) por lo que contribuirá a mejorar nuestro sistema inmunitario y favorecerá nuestro estado de ánimo.
  • Además, esta vitamina es necesaria para fijar el calcio en los huesos por lo que estos días en que, además, nos movemos menos, es muy importante para mantener nuestro sistema músculo-esquelético en buen estado.
  • Mantenerse activo, ya sea subiendo o bajando las escaleras de casa, o realizando algunas rutinas de ejercicio en casa siempre que sea adaptado a cada persona. Toda actividad física puede mejorar nuestro estado físico, pero también (y no menos importante) mental.
  • Descanso: mantener una rutina de sueño de calidad (entre 7-8 horas al día) también puede ayudar a contrarrestar los factores estresantes a los que estamos sometidos estos días (sobreinformación, falta de salidas al aire libre, ansiedad, inquietud por el futuro, etc.) y, de este modo, mejorar también nuestro sistema inmune. Para ello es importante desconectar a ratos, permitirnos momentos a solas para hacer aquello que nos apetece, relajarnos, cenar pronto y ligero, apagar los dispositivos electrónicos un rato antes de ir a dormir…

No son hábitos nuevos, pero vale la pena recordarlos para darles la importancia que merecen y destacar que en momentos de miedo y angustia no es bueno dejarse llevar por informaciones confusas y poco fundamentadas, sino recurrir a los hábitos que forman parte de un estilo de vida saludable y adaptarlos a esta etapa que estamos viviendo.