Remolacha, una ayuda ergogénica en el deporte

La remolacha es un tubérculo o raíz que crece bajo tierra, lo que da como resultado un alimento muy rico en minerales, fibra y nitratos, un componente que, como veremos, se ha demostrado que tiene capacidad ergogénica, es decir, que puede ser para mejorar el rendimiento deportivo.

Propiedades de la remolacha

La remolacha se cosecha principalmente en otoño e invierno, contiene una gran cantidad de agua (89%), además de ser rica en fibra (2,8 g/100 g) y en carbohidratos o azúcares de absorción lenta (9,6 g/100 g), con un aporte medio de unas 30 kilocalorías/100 g. Sin embargo, las propiedades nutricionales más interesantes de este tubérculo se hallan en su aporte de micronutrientes como:

  • Ácido fólico o vitamina B9, nutriente indispensable en período de preconcepción y embarazo.
  • Potasio, mineral esencial para el correcto funcionamiento del impulso nervioso y la actividad muscular.
  • Yodo, indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides.
  • Vitamina C y hierro: el contenido en vitamina C de la remolacha propicia una mayor absorción de su hierro no-hemo, por lo que puede ser útil para combatir a anemia, sobre todo en dietas vegetarianas.
  • Nitratos (NO3–) que, una vez ingeridos se convierten en óxido nítrico, que ejerce numerosos beneficios a nivel deportivo.

Nitratos y rendimiento deportivo

Centrándonos en sus propiedades ergogénicas, se ha demostrado científicamente que el óxido nítrico procedente del nitrito de la remolacha posee numerosos beneficios para la práctica deportiva ya que:

  • Ejerce un efecto vasodilatador capaz de aumentar el flujo sanguíneo.
  • Favorece la cesión de oxígeno a nivel muscular.
  • Mejora la eficiencia mitocondrial y la captación de glucosa en el músculo.
  • Potencia los procesos de relajación y contracción muscular.
  • Mantiene las reservas de fosfocreatina facilitando su resíntesis a nivel muscular y evitando la fatiga.

Por todo ello, los nitratos presentes en la remolacha y, en especial, cuando se toma en forma de zumo, ejercen un efecto positivo en modalidades deportivas de resistencia cardiorrespiratoria (atletismo, maratones, deportes en altitud, etc.)

Formas y dosis para utilizar la remolacha como ayuda deportiva

Para que la remolacha ejerza dichos beneficios en deportes de resistencia, se ha demostrado que la mejor manera de tomarla es en forma de zumo ya que es la forma más fácil y cómoda de concentrar la mayor cantidad de nitratos de este tubérculo.

Se aconseja una dosis de entre 300-600 ml de zumo tomado unas dos o tres horas previas al ejercicio, coincidiendo con el pico de absorción del nitrato inorgánico en nuestro organismo.