¿Sabias que esto hace engordar aún haciendo dieta ?

plato_dietaEn ocasiones estamos siguiendo una dieta saludable, intentando perder o mantener la línea y, sin embargo, no hay manera de conseguirlo y vamos ganando peso sin saber por qué. Quizás es porque pasas por alto tres aspectos que sería interesante tener en cuenta si no quieres engordar.

Estar distraído al comer. Se ha observado que las personas que realizan actividades mientras comen, como caminar, mirar la televisión, conversar, mirar el correo electrónico, etc. consumen más calorías ya que la sensación de saciedad no se ve satisfecha y, consecuentemente, tienen mayor riesgo de ganar peso. Hay que estar atento a la ingesta para que el cerebro lo procese y haga que el cuerpo tenga sensación de saciedad. A partir de ahora, busca un rato para sentarte en la mesa, desconecta de todo y disfruta solamente de tu comida.

Comer en platos grandes y/o hondos. Las vajillas actuales pueden convertirse en el enemigo, pues nos ofrecen platos planos y grandes, otros hondos, incluso con formas que distan del clásico plato. Todo ello nos causa un efecto óptico en el que acabamos llenando más el plato y aumentando la ración, y en cada comida comemos más de lo necesario. Lo mejor es optar por platos más pequeños y al servir la comida, procurar que quede en el centro y no llegue a tocar los bordes de la vajilla.

Dormir poco. El déficit de sueño y el sueño desorganizado influyen en el equilibro del metabolismo favoreciendo el sobrepeso. Se ha observado que dormir menos horas de las necesarias altera las hormonas leptina y grelina que regulan el hambre y aumenta nuestra sensación de apetito. Asimismo, además de tener más hambre de lo habitual, se prefieren alimentos calóricos en lugar de frutas y verduras, y el cuerpo es menos eficaz para quemar calorías. Para regular tu organismo y conseguir un equilibrio metabólico, se trata de procurar dormir cada día entre 7-8 horas como norma general.

Entre otros factores que no nos ayudan a bajar de peso estarían: comer fuera de casa con frecuencia, ir a hacer la compra sin una lista cerrada, no tener una planificación de menús, seguir dietas estrictas durante mucho tiempo, comer emocionalmente por estrés, aburrimiento o felicidad…

El seguro médico privado pone a tu disposición especialistas que te ayudan a cuidar de tu salud.

Leave a Reply