Siesta de menos de 30 minutos, beneficiosa

La siesta es una práctica saludable siempre y cuando no se prolongue más de media hora, ya que según los expertos, transcurrido ese tiempo, el sueño nocturno se resiente.

El coordinador del grupo de trabajo de Salud Mental de la Sección del Sueño de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Enric Zamorano, ha explicado que si bien “el sueño es beneficioso para el organismo porque durante este tiempo el organismo repara lo que has desgastado tanto física como psicológicamente, echarse la siesta es cuestión de poco tiempo y de no tener un sueño profundo porque, de lo contrario, puede provocar que no duermas por la noche”.

Por tanto, la siesta que más beneficiaría a la salud sería aquella que tuviera una duración corta, como máximo de 30 minutos, y que no implicase acostarse en la cama sino que se hiciera en el sofá.

Fuente: JANO

Leave a Reply