Signos de Alzheimer

El Alzheimer es el tipo de demencia más frecuente, caracterizado por una alteración de la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Aunque se sigue avanzando mucho sobre esta enfermedad neurológica, todavía no se conoce su causa concreta, si bien se están identificando factores de riesgo como son la edad, factores genéticos y antecedentes familiares, entre otros.

Por lo general, el síntoma inicial es la pérdida de la memoria inmediata, manifestada como la dificultad de recordar hechos recientemente aprendidos y una inhabilidad para adquirir y retener nueva información, pero suele ocurrir que en esta primera fase ese síntoma se confunda con actitudes relacionadas ordinariamente con la misma vejez o con el estrés habitual del día a día.

Estos signos precoces pueden tener un efecto negativo ya sobre las actividades de la vida diaria.

A medida que progresa la enfermedad, pueden aparecer signos como:

  • La confusión mental.
  • Las dificultades en el reconocimiento de las percepciones -agnosia- o en la ejecución de movimientos -apraxia- (torpeza al realizar tareas motoras finas, tales como escribir, dibujar o vestirse, así como ciertas dificultades de coordinación y de planificación).
  • La irritabilidad o incluso las conductas agresivas.
  • Los cambios del humor y labilidad emocional, que incluyen llantos o risas inapropiadas.
  • Los trastornos del lenguaje (reducción del vocabulario y disminución en la fluidez de evocación de las palabras, provocando un empobrecimiento del lenguaje hablado y escrito)…

Finalmente, la memoria a largo plazo (por ejemplo, los recuerdos de infancia), que hasta ese momento permanecía intacta, también se deteriora.