Sustancias químicas comunes podrían aumentar el riesgo de cáncer de mama

Un nuevo estudio muestra que varios centenares de sustancias químicas comunes, entre ellas pesticidas, ingredientes de productos de consumo, aditivos alimentarios y contaminantes del agua potable, podrían aumentar el riesgo de cáncer de mama al hacer que las células del tejido mamario produzcan más cantidad de las hormonas estrógeno o progesterona. Para identificar estos factores de riesgo químico, Ruthann Rudel, toxicóloga y directora de investigación del Instituto Silent Spring (Estados Unidos), y Bethsaida Cardona, científica del Instituto Silent Spring, examinaron los datos de más de 2.000 sustancias químicas generados por el programa ToxCast de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos.

Rudel y Cardona identificaron 296 sustancias químicas que aumentaban el estradiol (una forma de estrógeno) o la progesterona en las células del laboratorio. Se descubrió que 71 sustancias químicas aumentaban los niveles de ambas hormonas. Entre las sustancias químicas se encontraban ingredientes de productos de cuidado personal como tintes para el cabello, retardantes de llama químicos en materiales de construcción y mobiliario, y una serie de pesticidas. Considera “especialmente preocupante es el número de sustancias químicas que alteran la progesterona, el potencial actor malo de la terapia de sustitución hormonal. Las sustancias químicas que elevan los niveles de progesterona en la mama deben reducirse al mínimo”, advierte.

Los investigadores esbozaron una serie de recomendaciones en su estudio para mejorar las pruebas de seguridad de las sustancias químicas con el fin de ayudar a identificar posibles carcinógenos mamarios antes de que acaben en los productos, y sugieren encontrar formas de reducir la exposición de las personas, especialmente durante los periodos críticos del desarrollo, como durante la pubertad o el embarazo, cuando la mama experimenta cambios importantes.

Fuentes: JANO