Tips de alimentación en verano

El verano está aquí y, aunque se supone que ya conocemos los consejos básicos, no está de más recordar cómo conviene comer e hidratarse en época de calor. Nos ayudará sentirnos mejor, evitar trastornos típicos veraniegos y disfrutar de las vacaciones con salud.

Come ligero y sabroso

En esta época contamos con aliados extraordinarios para aligerar nuestros menús: verduras y frutas frescas. Gracias a su riqueza en agua nos ayudan a cubrir las necesidades hídricas del organismo. Ensaladas, zumos, sopas frías… aportan pocas calorías, mucha fibra y vitaminas, y sus azúcares simples de rápida absorción aportan una buena dosis de energía puntual.

Para elaborar platos nutritivos debemos combinar vegetales con alimentos proteicos (pescado, carne blanca, huevo…) y/o pastas, arroces, patatas, legumbres, con las que podemos preparar deliciosas y completas ensaladas frías.

Hidrátate bien

Con el calor perdemos más líquido corporal, por lo que es necesario reponerlo bebiendo más agua u otro tipo de bebidas o alimentos (zumos, licuados, batidos, frutas, verduras…) que la contengan. Y sin esperar a tener sed, sobre todo niños, mayores y mujeres embarazadas. Evitaremos también las bebidas que contienen azúcar, alcohol o cafeína, ya que tienen un efecto deshidratante.

Buenas digestiones

El riesgo de gastroenteritis aguda se intensifica en los meses estivales debido a las altas temperaturas, las cuales favorecen el crecimiento bacteriano en ciertos alimentos, sobre todo en el huevo duro y las salsas. Por este motivo, debemos extremar el cuidado al consumir alimentos con huevo y prestar atención a las condiciones del agua. Asimismo, las frutas y verduras deben lavarse bien antes de tomarlas.

Durante el verano se suelen producir con más frecuencia los cortes de digestión. Para evitarlos debemos reposar alrededor de una hora y media después de las comidas, sobre todo si la inmersión es en aguas frías, y entrar en el agua de forma progresiva en lugar de hacerlo de golpe.

Y no te olvides de desconectar…

Es conveniente aprovechar el periodo de vacaciones para hacer un paréntesis en el rimo frenético que solemos llevar durante el resto del año y poner la mente a punto de cara a la nueva temporada.