Un aceite de oliva enriquecido puede ayudar a reducir a la mitad el riesgo de diabetes

Un aceite de oliva desarrollado por el Grupo de Compuestos Bioactivos, Nutrición y Salud del Instituto de la Grasa, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha demostrado su utilidad como alimento funcional en la prevención de la diabetes mellitus de tipo 2. Se trata de un aceite enriquecido en ácido oleanólico y que ya cuenta con una patente de titularidad compartida entre el CSIC y el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

La utilidad de este alimento funcional en la prevención de la diabetes mellitus de tipo 2 se ha demostrado mediante el Estudio PREDIABOLE, en el que han participado 176 pacientes prediabéticos de Sevilla. Los resultados demostraron que el consumo del aceite de oliva enriquecido en ácido oleanólico puede reducir a la mitad el riesgo de desarrollar diabetes en individuos prediabéticos, es decir, aquellos con la glucemia basal alterada y tolerancia alterada a la glucosa. La investigación se ha publicado en la revista Diabetes, Obesity and Metabolism.

Al enriquecer el aceite con ácido oleanólico se obtiene un nuevo alimento funcional que abre las puertas a dietas personalizadas para combatir enfermedades crónicas degenerativas asociadas a la obesidad y al envejecimiento, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, y ciertos tipos de cáncer.

Fuente: JANO