Un robot reduce los síntomas de depresión y ansiedad en dos semanas

En los últimos años se está produciendo toda una revolución en el abordaje de la salud promovida por la incorporación de la tecnología e internet. Es lo que se está empezando a denominar la e-salud. De la misma manera que la robótica y los avances tecnológicos se van normalizando en muchas áreas de nuestro día a día, también la medicina y la psicología se han ido ajustando a un aumento de la demanda de atención no presencial para la prevención y el mantenimiento de la salud.

¿Por qué en la depresión?

La depresión es una de las principales causas de discapacidad a nivel mundial. No todas las personas tienen acceso a un terapeuta o recurren a él por diversos motivos, y por eso se están buscando nuevas formas de asistencia.

La universidad de Standford ha creado Woebot, un asistente conversacional completamente automatizado que aplica terapia cognitivo-conductual a adultos con síntomas de depresión y ansiedad. Se había detectado la baja adherencia al tratamiento en algunas aplicaciones terapéuticas online, motivo por el que intentaron crear un agente de conversación lo más similar posible a la conversación con un humano (gracias a una interfaz inteligente y a una buena tecnología de lenguaje natural), de forma que el paciente pudiera sentirse más atraído a la ayuda terapéutica y además pudiera obtenerla en cualquier momento. Un estudio controlado confirma los buenos resultados al reducir síntomas ansioso-depresivos tras una utilización de dos semanas. Actualmente Woebot se puede descargar de manera gratuita tanto para iOS como para Android, aunque únicamente está en inglés.

Si bien es cierto que la asistencia virtual puede mejorar, abaratar y aumentar el acceso a la salud mental, es importante cuestionar los límites o alcance global. No se trataría de que los robots sustituyan a los terapeutas sino de que colaboren en su cometido, abriendo opciones de ayuda.